domingo, 7 de septiembre de 2008

Extraña sensacion la mía...!

Desde hace unos días, y por una extraña sensación, que me esta rondando la cabeza con ideas, como el de querer ser padre; condición que hasta hace unos años era impensable en mi. Lo cierto es que tengo la idea rondando.
El sábado en una reunión de amigos, en plena diversión me percate de la falta de alguno de ellos, que eran asiduos libertinos a esta clase de reuniones, la primera de ellas Evelyn, la cabecilla que empezaban la juerga, no asistió porque esta embarazada. Barriga un ex compañero de clases que era hincha numero uno de la chela y de la diversión a mas no poder tampoco asistió porque su pequeño hijo no estaba bien. Estos dos casos fueron motivos de conversación y juzgamiento de los libertinos que replicaban "por eso no quiero tener hijos", "por eso no me quiero casar", "por ahora no pienso tener hijos", "para eso tienen hijos", "los hijos son un problema, un obstáculo" y etc. etc. cosas con las cuales hasta hace unos años compartía tajantemente.
A mitad de semana mientras hacia una diligencia por el centro de la ciudad, me encontré con un viejo amigo al cual no lo veía hace años, fue un encuentro cordial, en el cual comentamos como nos había ido; pues a mi me va bien, tengo un trabajo, una vida correcta, y un futuro promisorio le dije. Pues que bueno, que bien por ti, yo me case tengo dos hermosos hijos y estoy muy feliz; me replico. Ya al despedirme note que ya gran parte mis amigos y personas cercanas no solo se estaban casando sino que tienen hijos; gran detalle..., bueno, yo elegí esperar, tenerlo con la persona correcta, en el momento indicado. ¡Pero que carajos digo! ¡Tengo 33 años!
Una tarde unos primos míos vinieron de visita a casa de mis padres, yo estaba presente y o sorpresa vinieron con sus hijos; Carlos un primo casi contemporáneo mió, había llegado con su menor hijo de 8 años y quizás sea el caso mas emblemático de porque estoy abriendo este blog; encontré algo que movió mi sensibilidad humana, natural, de hombre, la de ser padre, Carlos y Carlitos como se llamaba su hijo, tenían una relación muy estrecha, mas que padre - hijo, eran amigos, y no cualquier amigo, porque obviamente que ambos sabían el en su condición de padre y el, en la de hijo, pero lo que me conmovió fue la relación, la risa, la broma, la conversación, los gestos, fue un detalle que quedo grabado en mi memoria y que me hizo pensar durante semanas que debía ser padre. Ooops, problemas no encontré a la madre aun, y estoy pensando en el crío, y ahí va el problema mió, que por algún extraño motivo, se ha puesto de moda tener un hijo, mis amigos los tienen, mis primos y familiares también, tengo una tía que me para jodiendo con lo de cuando le voy a dar nietos a mi madre? Bueno antes no me causaba gracia, porque yo lo veía mas que lejano el día que piense tener hijos, pero la situación a cambiado ahora me choca, me desequilibra esa pregunta impertinente, maldadosa, y cruel que me hace mi tía. Algunos primos en plan de joda, juegan con mi condición varonil, aduciendo que no puedo. En fin, este es un asunto de estado, de relevancia inmaculada, de prioridad A1, pero no encuentro a la madre, y es que tengo un pequeño dilema, como ubicarla...
Mi relación con las mujeres hasta hace poco eran como un simple paladar de degustación y fácil cobijo hormonal, que podían rebajar en buen modo mi ímpetu masculino por la carne de Eva, libidinoso hasta mas no poder, siempre me excuse en mi inmadurez emocional, jugué con la suerte de ser una persona emocionalmente inestable, me hice por todos los medios la fama de ser muy superficial, pero muy cariñoso, no puedo negarlo que me embriague de placer. Pero ahora estoy pasando por una crisis plagada de emociones paternales. Y el punto de no tener un hijo hasta ahora es porque ando siempre seguro, siempre a la mano la bolsita salvadora, el comúnmente llamado el poncho, el jebe en la jerga de la rica vicky, porque nada mas pensar que tener el hijo con la chica de a lado o la loca de la discoteca pues no, definitivamente no, ellas no cumplen el tan preciado honor de ser la madre de mis hijos. NO! es lo que hasta ahora pienso, pero y porque no formalizar una relación con una persona que al menos cumpla con los requisitos mínimos de poder ser la afortunada. Es tan difícil ahora encontrar una buena mama para mi hijo que me hace pensar que creo que estoy exagerando las cosas y le estoy dando mucho valor a algo que quizás en el fondo no tenga mucho valor, y que la convivencia de pareja puede motivar o cambiar mi rígida perspectiva de la mama perfecta.
Espero no ser el único que pasa por estas emociones que vienen como el verano, y que motivan más de una forma de ser papa y de la gran importancia que esto conlleva en la vida de una persona. No se si sea un consuelo pero creo que estoy perdiendo días que ya debería llevar con mi hijo, son pensamientos que en este año, que me ha llevado con mucha sensibilidad a pesar de que no creo en supersticiones, creo que alguien me esta metiendo la idea de ser papa.

No hay comentarios: